Adviento

Lunes, 29 de noviembre 

Lectura del santo evangelio según san Mateo (8,5-11):

EN aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó rogándole:
«Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho».
Le contestó:
«Voy yo a curarlo».
Pero el centurión le replicó:
«Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: "Ve", y va; al otro: "Ven", y viene; a mi criado: "Haz esto", y lo hace».
Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían:
«En verdad os digo que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos».

Palabra del Señor

1638050330867

¡Adviento!

Tiempo de volvernos de verdad, a Dios.

Tiempo de nacer de nuevo.

Tiempo de esperanza.

Tiempo de vivir desde un profundo agradecimiento por tanto como hemos recibido. 

 

Niña María

CUENTA LA HISTORIA...

Dice la historia que el Apóstol Santiago escribió esto sobre la presentación de la Niña María en el Templo.

Al llegar la niña a los tres años, dijo Joaquín: «Llamad a las doncellas hebreas que están sin mancilla y que tomen sendas candelas encendidas (para que la acompañen), no sea que la niña se vuelva atrás y su corazón sea cautivado por alguna cosa fuera del templo de Dios.» Y así lo hicieron mientras iban subiendo al templo de Dios. Y la recibió el sacerdote, quien, después de haberla besado, la bendijo y exclamó: «El Señor ha engrandecido tu nombre por todas las generaciones, pues al fin de los tiempos manifestará en ti su redención a los hijos de Israel.»

Entonces la hizo sentar sobre la tercera grada del altar. El Señor derramó gracia sobre la niña, quien danzó, haciéndose querer de toda la casa de Israel.

Bajaron sus padres, llenos de admiración, alabando al Señor Dios porque la niña no se había vuelto atrás.

HOY…

La Niña María es nuestro modelo, luz y guía, como ella queremos aprender todo los que Dios nos quiere enseñar.

¡Viva la Niña María, que despierta en nuestros corazones la alegría y la ilusión! 

En este día tan entrañable para todos, de manera especial para nuestros niños, deseamos que tengáis un feliz día de celebraciones en su honor.

 

 

Clausura del XVI Capítulo General

           

La Congregación de Hermanas del Amor de Dios acaba de celebrar el XVI Capítulo General en Madrid, del 4 al 26 de octubre, con el lema: “El Espíritu Santo nos da vida” y el tema “Al soplo del Espíritu anunciamos el Evangelio”.

Las Hermanas Capitulares, impulsadas por el Espíritu y fieles al Carisma legado por nuestro Fundador, el Venerable Jerónimo Usera, “ser manifestación permanente del amor de Dios en la vida”, se sienten enviadas, en comunión con la Familia Amor de Dios, al cuidado de la persona y de la fraternidad; a ser cuidadores en la misión y a un liderazgo para el cuidado.

La Hermana Mª de las Mercedes Martín Becerril, ha sido reelegida como Superiora General de la congregación, para un nuevo sexenio.  

En la Eucaristía de clausura de dicho Capítulo, presidida por D. Fernando Valera Sánchez, Obispo de Zamora, diócesis que vio nacer a la Congregación, las invitó a que el Espíritu les haga mirar con esperanza más allá, porque hemos sido salvados en esperanza. A mirar el milagro de la vida de Nazaret, el milagro de la sencillez. Compara la Congregación con un grano de mostaza, su presencia hoy en el mundo y en la Iglesia, que es al estilo de Jesús: pequeña, pobre, sencilla, pero una presencia en el Espíritu del Señor que hace nuevas todas las cosas.

Al finalizar la Eucaristía, la Superiora General, Hermana Mercedes Martín Becerril, envió a cada hermana capitular a ser sal y luz. Dirigió unas palabras a la Asamblea y compartió la experiencia vivida durante el Capítulo, experiencia de Cenáculo y búsqueda conjunta, en la que cada hermana capitular ha dado lo mejor de sí misma, en la que se ha intentado conectar con el sueño de Dios. Sueño de una Congregación en salida, testigo del amor de Dios, que allá donde vayan cuiden y ayuden a experimentar con mayor fuerza ese amor.

Lo que hemos visto y oído es que Dios es amor, me ama y nos ama.

IMG 20211020 160521

Grupo de Hermanas Capitulares