"Siento que Dios me llama para hacer el bien en la tierra"

P. Usera

Año 1.864

Jerónimo Usera

Sor Rocío

¡Feliz día de Pascua! 

El sepulcro vacío fue testigo de la resurrección de Cristo. Sólo podremos recibir la noticia de la resurrección si hay entre nosotros capacidad de acogida.

La fe nos permite acoger la visita del ángel de Dios: “no os asustéis. Sé que estáis buscando a Jesús, el crucificado, pero no está aquí, ha resucitado, como dijo. Id a prisa y decid a sus discípulos: “Ha resucitado y va a ir a Galilea antes que vosotros. Allí le veréis”.  

El testimonio, la misión, el envío objetivan la experiencia más sublime. Nada se recibe para provecho propio.

¡Cristo ha resucitado, resucitemos con Él!

¡Aleluya, aleluya, aleluya! Feliz Pascua de resurrección.


 

Viernes santo

Por nuestro amor...

Hasta el extremo...

Viernes Santo: Trasládate al Calvario, escucha las palabras de Jesús: "Tengo sed de ti, de tu amor, de tu amistad. "Ahí tienes a tu madre". Ella es maestra de contemplación. Ella escucha, y guarda estas cosas en su corazón. "todo está cumplido". ahora Jesús aguarda a que se manifieste la gloria de Dios.

Permanecemos en silencio al lado de María.
El sábado santo es un día de oración junto a la tumba esperando la resurrección. Es día de reflexión y silencio. Es la preparación para la celebración de la Vigilia Pascual.

Día del Amor Fraterno! Jesús se dispone a celebrar la Pascua con sus discípulos. Es el día del Amor Fraterno, de la institución de la Eucaristía, día de participar en la mesa del Señor. Es el día de la comunidad, de encuentro. Esta noche es tiempo de adoración. Dispongámonos para celebrar la Cena Pascual.

Día del servicio, y "el que quiera ser el primero, que sea vuestro servidor", pero no con un servicio humillante, sino entrañable.

"Si yo, el Maestro y Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros.

- Adoración en la noche del jueves santo

             Nos acercamos a la Pascua

 Sal 115,12-13.15-16bc.17-18

R/. El cáliz de la bendición es comunión con la sangre de Cristo

¿Cómo pagaré al Señor 
todo el bien que me ha hecho?
Alzaré la copa de la salvación,
invocando su nombre. 

Mucho le cuesta al Señor 
la muerte de sus fieles.

Señor, yo soy tu siervo,
hijo de tu esclava;
rompiste mis cadenas. 

Te ofreceré un sacrificio de alabanza,
invocando tu nombre, Señor.
Cumpliré al Señor mis votos 
en presencia de todo el pueblo.

                  

  

jueves

      

 

 Comenzamos el lunes de esta semana situándonos en Betania, la casa de Marta, María y Lázaro, lugar de encuentro, de acogida, servicio; de AMOR entregado y compartido.

Lunes Santo: El perfume de Betania: Fragancia de Jesús. El amor y adoración que María siente por Jesús le hace humillarse, le hace ser una fiel discípula del Maestro. "Pues si yo, el Maestro y Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros: os he dado ejemplo para lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis". (Jn 13, 15-15)