“Testigos de la esperanza y la alegría” es el lema de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada  que se celebra el 2 de febrero, fiesta de la Presentación del Señor en el templo. Un día para mirar “a la vida consagrada y a cada uno de sus miembros como un don de Dios a la Iglesia y a la humanidad. 

“Testigos de la esperanza y la alegría”

2017_jornada_mundial_vida_consagrada_cartel